miércoles, 6 de mayo de 2015

IMPORTANCIA DE UNA CULTURA CORPORATIVA FUERTE


La cultura corporativa son aquéllos valores y creencias que identifican a una empresa y marcan su línea de actuación.
Cada organización tiene la suya propia y podemos encontrarla en su página web, bajo el nombre de conócenos o nuestra filosofía.
Sin embargo, peso a que la cultura corporativa puede ser una buena forma de que nuestro público objetivo se identifique con nosotros, quienes la tienen que interiorizar y compartir son los públicos internos.
Una cultura corporativa sólo tiene sentido cuando está asimilada entre los miembros de la organización y se plasma en su forma de trabajar.

Bajo esta premisa, podemos distinguir dos tipos de culturas corporativas.


Es importante que nuestra organización se incluya en el primer grupo, ya que eso va a repercutir en la eficacia en la que alcancemos nuestros objetivos.
Una cultura corporativa fuerte puede aportar más de lo imaginamos a nuestra organización. Entre sus fortalezas podemos destacar:
  • Identificación de los trabajadores con la empresa.
  • Implicación profunda de los colaboradores con los objetivos de la organización.
  • Establece una forma de actuar propia de la empresa que se plasma en la de sus colaboradores.
  • Los logros de la empresa son logros para todos sus colaboradores.
  • Fortalece la formación de equipos.

¿Cómo podemos generar una cultura corporativa fuerte?
En primer lugar, es importante entender que la cultura debe ser algo compartido y no algo impuesto desde los de arriba a los de abajo.
Es importante que la comunicación se produzca en sus tres direcciones: descendente, ascendente y horizontal.
Debe invertirse recursos en una gestión de la comunicación interna potente. Para ello, pueden utilizarse algunas de las herramientas descritas en los posts anteriores.